Sao Paulo y Atibaia (Brasil), 1 a 10 de Diciembre: Sao Paulo: El dinero, la abundancia. Atibaia: Accidentes, el bien y el mal 
Llámanos y reserva tu plaza al Tel. 914 252 329.
Bienvenidos al nuevo foro de consulta y debate del Instituto

Inseguridad

Brigitte, me siento muy insegura, en todos lo aspectos de mi vida. Es como si no tuviese un soporte interno solido.

Pienso que no haber tenido un apego seguro en la infancia es algo grande y que  es un condicionamiento muy profundo.

Hoy me siento muy triste por todas estas secuelas de la infancia. Internamente es como si fuese una “casa en ruinas” reconstruyéndome pero con la materia prima de un monton de ruinas

 

Exclusión ???

Querida Brigitte,

De nuevo me pongo en contacto contigo para pedirte tu consejo. De repente me doy cuenta de que estoy aislada, al menos me siento así. Pero si analizo mi vida, creo que esta sensación a la que no le había puesto nombre hasta ahora, viene de atrás. La primera experiencia la recuerdo a los 12 años aprox, me enfadé con mis amigas “del barrio”  y no volví a bajar a la calle . Mantenía mis amistades del colegio, que estaba a bastantes km de distancia, pero el tiempo libre, de ocio lo pasaba en casa debido al desplazamiento tan importante que suponía para una niña de esa edad. A los 13 aproximadamente me reconcilié con aquellas amigas, pero  la cosa ya no era igual, me había perdido muchas vivencias juntas yo había estado ausente.  La siguiente que recuerdo es  recién cumplidos los 15: a principios de verano me mudé con mi familia a otra localidad donde no conocía a nadie y recuerdo aquél verano como interminable, en casa, sin amigas ni del colegio, ni del barrio, 15 años. En estas temporadas en las que no me relacionaba con amistades, la mayoría del tiempo lo pasaba en casa, quizá también aislándome dentro de mi misma casa, viviendo una vida imaginaria, pocas veces estaba presente en la realidad, pocas veces compartía lo que había en mi cabeza. Eso quizá se ha convertido en tendencia. Siguiendo con el relato, después de ese verano llegó el momento de empezar el colegio, seguiamos viviendo lejos, y el plan era el mismo, después del colé, a casa, y el tiempo libre y de ocio, en casa, donde muchas veces me aislaba en mi habitación. Salía con amistades esporádicamente. Luego según fui cumpliendo años iba teniendo más autonomía para hacer mis planes, pero igualmente limitada por la falta de proximidad con mis amistades.  Además de esto, recuerdo muchos veranos de mi infancia y adolescencia (de dos meses enteros)  en un pueblo de castilla, también aislada, no había prácticamente niñas para jugar, haciendo casi solamente salidas que planeaban los mayores (padres, tíos) , y donde tampoco sentía que disfrutara realmente , pues apenas manifestaba mi personalidad, ni mis necesidades,  Lo vivía evadiéndome de la realidad en mi imaginación. Era lo que había y tenía que adaptarme. Llegó el momento de empezar la universidad, y seguía viviendo lejos, con lo cual muchas veces también elegía aislarme y no salir.  Después decidí opositar y fueron un par de años en los que también elegí aislarme, consciente o inconscientemente.  Esto generó una enfermedad que desapareció “misteriosamente” al dejar la oposición.  Después me compré una vivienda en una localidad donde sólo estaban mis padres, y al mes de mudarme a mi piso (en una zona nueva, aislada) , ellos decidieron irse a otro pueblo, y yo me quedé en este más aislada si cabe. Poco a poco voy conociendo gente, pero ¿este aislamiento puede considerarse una exclusión ?son muchas vivencias a lo largo de mi vida.   // También  en estos momentos lo siento, cuando llego a casa después de trabajar, cojo el ordenador y no salgo, los fines de semana que no tengo plan, en casa con el ordenador, busco pareja a través del ordenador. Noto que hay veces que no quiero relacionarme (también necesito momentos de soledad), pero otras veces no sé cómo hacerlo, cómo mostrarme y comunicarme, salir del aislamiento, o autoaislamiento. Supongo que al principio no lo elegía del todo yo misma, pero ahora es una tendencia en mi de la que no sé cómo salir. Muchas veces me siento aislada en mi misma.   La pregunta es si consideras esto como una exclusión y que puedo hacer para salir de ahí, si consideras adecuado constelarlo o qué otra opción.  También me gustaría saber qué criterios se siguen para ver la necesidad de constelar algo, o bien hacer algún ejercicio.  Te agradezco mucho este espacio Brigitte, y tu servicio tan valioso.  Un abrazo,

Escaras, flemas y circulacion

Estimada Brigitte,
Tengo mi padre ingresado desde el mes pasado, entró con principio de neumonía, él tiene demencia senil y la única forma de curarlo era ingresarlo para poder poner tratamiento. Ya llevaba tiempo que comía poco y estaba súper delgado pero controlado por su médico de cabecera. Fue entrar en el hospital y se ve que estaba sin reservas y no quería comer, le pusieron la sonda naso gastrointestinal y eso le ha hecho reponerse. El tratamiento para neumonía fue eficaz pero tb presentaba signos de isquemia arterial. Actualmente las flemas han vuelto a aparecer y al no moverse de la cama le han salido escaras que parecían controladas pero a día de hoy se han empeorado bastante y él se queja muchísimo cuando se cambia.
Sobre la isquemia ya hice un ejercicio de honrar y además del tratamiento que le están poniendo para la circulación parece que se ha parado. Que podría hacer sobre todo para que él no sufra tanto con las escaras, flemas y circulacion. Agradecida de antemano. Un cordial saludo. Carmen

Bancarrota y hacienda

Hola Briggitte

Llevo tiempo con ganas de comentar te este último episodio de mi vida porque me parece significativo dada su magnitud.
En 2016 Hacienda inició una inspección de mi  negocio de los años 2011, 2012, 2013 y 2014, ha sido un porceso largo y doloroso en el que yo pensaba que estaba bien asesorada y no resultó así.
Como consecuencia de eso y de que un montón de cosas han ido saliendo de mal en peor he generado una deuda con el banco y hacienda más o menos igual de grande que todo mi patrimonio. Había fechas límite en las que la deuda y sanción podía hacerse más grande y no conseguía ayuda de nadie especializado. Me generó muchísima desconfianza y sensación de indefensión y después de que pasaran las fechas y lograr salir del pánico y empezar a ver un rayito de luz y empezar a relajarme, empecé a tener ataques de pánico justo en el momento que estaba quedándome dormida. Sé que es temporal y que va a pasar, que está generado por tanto miedo.

Me gustaría que me recomendaras algún ejercicio para limpiar la energía de esta situación.

Te lo agradezco de antemano, ¡un gran abrazo!

Katrin

Deseo sexual

Hola Brigitte, he estado leyendo el foro y me he identificado con algunas historias referentes a este tema. En mi relación con mi esposo (actualmente estamos “medio separados”) no he tenido deseo sexual o ha sido muy poco, y siento que esto viene de una intrincación de un ancestro que murió en el parto. Siento que yo en el parto de mi 2da hija pude haber muerto (tuve algunas complicaciones) y a mi mamá le pasó lo mismo con su 2do hijo (mi hermano). Luego de ello mi mamá intentó tener más hijos pero nunca pudo (a lo mejor por fidelidad a la ancestra muerta). Yo no he intentado tener más hijos pero quisiera revertir la situación de mi deseo sexual.

Tengo 2 preguntas:

  • tendrá algo que ver este problema con que me esté separando de mi esposo?
  • cómo puedo revertir esta intricación del deseo sexual?

Separación esposos

Hola Briggitte, tuve el placer de conocerte en Lima y asisti al Taller de la Abundancia, donde hicimos constelaciones cuánticas y tu me recomendaste constelar la mi relación con mi esposo (hasta ese momento yo no entendía qué tenía que ver con la abundancia, pues pensé que estaba todo bien). Cuando hice la constelación vi que mi esposo estaba llorando a un muerto y a su lado una mujer que lo consolaba y yo estaba al otro lado como desentendida de toda la situación. La constelación fue tomando su curso finalmente mi esposo se acercó a mi, yo visualicé también el muerto y juntos avanzamos a la luz / vida.

Hasta ese momento no entendí nada de lo que se trataba la constelación.

Semanas o días más tarde veía a mi esposo cada vez más alejado de mi y luego presentí que estaba en otra relación, después de confrontarlo me lo confirmó. Nos separamos aunque seguimos pasando mucho tiempo juntos por nuestras 2 hijas pequeñas. En el fondo siento que nos seguimos queriendo, la relación ha estado muy mal desde hace años (en algunas constelaciones previas salía que él me miraba con amor pero yo estaba mirando hacia otro lado, buscando a mi mama – con quien no he tenido una buena relación desde que tengo uso de razón). Mi esposo (siento que aún lo es) estuvo algunos meses sin trabajo y sintiendose muy mal, el dice que yo no lo entendía bueno no sentía conexión conmigo. Actualmente siente culpa, rabia conmigo, siempre está a la defensiva y se molesta conmigo por cualquier cosa. Yo me siento muy triste, calmada porque no peleamos (al no convivir) pero siento un vacío muy grande y en el fondo quisiera que todo se solucione entre nosotros aunque no se cómo.

Desde la constelación mi vida ha cambiado mucho, me separé de mi esposo y a mi mamá le dio cancer y esta en tratamiento. Finalmente, un tiempo después que nos separamos y tratamos de respetarnos más, mi esposo consiguió trabajo. Siento que todo tiene relación.

Mi pregunta es: qué debo hacer para que todo siga en curso? siento que la constelación que hice contigo ayudó a destapar toda una situación que tarde o temprano iba a explotar, pero ahora nose cómo hacer para que siga su curso, podamos sanar todos y caminar hacia la vida / solución y de ser posible continuar siendo una familia, juntos.

Muchas gracias!

Ex pareja y apegos

Estimada Bridget,

Espero que te encuentres bien de antemano agradezco tu apoyo constante en el foro. Te escribo porque tengo un problema de pareja. Por razones laborales tuve que salir fuera del país y el acuerdo que llegue con mi pareja fue que dejáramos la relación a lo que el destino nos pusiera en el camino, pero con el tiempo me entero que ha mantenido una relación con otra mujer desde unos meses antes de mi partida, ahora que no estoy presente su relación con esta persona ha ido creciendo y esta información llega a través de mi por personas que le han visto. Desafortunadamente, esta situación me ha generado mucho dolor e inseguridad, todo el tiempo quiero estar buscándole y saber lo que está haciendo a pesar de que tenga muy claro que esta con la otra persona; y aunque sepa que lo mejor es dejar  la relación me siento muy obsesionada por todo esto, no puedo dejar de buscarle y quiero seguir haciéndome daño con todo lo que me dicen de mi pareja. Estoy muy cansada y confundida de esta situación, quiero concentrarme en mi trabajo y en disfrutar mi estancia en otro país y también conocer a otras personas, pero también me causa mucho dolor saber que estoy perdiendo a esta persona que era mi pareja y que no sé lo que en verdad sienta y si si tiene un interés por mí. Mis preguntas son las siguientes ¿Qué es lo que me tiene obsesionada a esta relación? ¿Qué es lo que puedo hacer ante esta situación?  ¿Cómo puedo liberarme de estas emociones y apegos?

Gracias!

Mascotas de la pareja

Querida Brigitte, te consulto esto por favor pues no me siento centrada para testarlo yo en este momento, y es si tendría yo permiso para constelar a las mascota de mi pareja por nuestra comunidad de destino (una perra que ha abortado recientemente y está perdiendo pelo y con picores que la hacen sufrir). He constelado con él otro tema de otra mascota y se está
sanando (el se mostró muy interesado en constelarla), pero con esta me dice que lo ha probado todo, sin pensar en las constelaciones, y siento que no desea constelarlo. Es por esto que prefiero preguntarte, pues no quiero por nada meterme, pero me preocupa pues me parece importante,  intentando como estamos tener hijos, para liberarles. Gracias siempre por tu ayuda con esto. Un gran abrazo siempre.

Pareja y peso

Querida Brigitte, estoy en una relación de pareja en la que me siento como si fuese la primera relación que hubiera tenido nunca, estoy un poco perdida. Concretamente no se bien como tomar esto, siento que hay algo raro con respecto a un amigo/relación de negocio de mi pareja. Según mi pareja hablaba con este hombre por teléfono con el manos libres del coche, yo sentí un gran peso en el pecho (el amigo le pedía que hiciese un largo viaje hasta su casa, y se sobrentiende que yo le acompañaría de hacer tal viaje). Le dije a mi pareja lo que sentía en el pecho y le dije que sentía que yo no debía ir. Mi pareja se molestó mucho y me dijo que mejor no se lo hubiera dicho, que es un gran amigo etc. Y básicamente que como pareja debo ir con el si va, estar a su lado pase lo que pase, que si no es de “flipar”. Yo siento que hay algo sistemico en esa relación que siento tiene un elemento salvador-víctima en el que mi pareja va de salvador pero en realidad esta cargando un peso, siento que el amigo, que es muy astuto, abusa, y mi pareja con el “me da pena” acepta, yo lo respeto como su decisión interna, pero siento que me esta poniendo parte de ese peso a mi, que me esta diciendo “tu por mi” o “tu conmigo” en esta especie de expiación. También me doy cuenta que no estoy en mi adulto en esta tesitura de seguirle a el o a mi guía interno, y me cuesta ponerme. No se como manejar su falta de entendimiento hacia lo que yo siento, ni como tratar esta carga que siento que quiere compartir conmigo pero que me resulta demasiado grande. Debería trabajarlo como una proyección mía con el amigo, o con mi pareja, o plantearlo de otro modo? Por otro lado, no entiendo que me pasa con mi pareja, puede ser que no me este rindiendo a mi destino? A veces me siento como demasiado sumisa, no se qué me pasa, si es normal o qué. Lo constelé en Derio recientemente como me propusiste, y tras tomar a mi madre su representante tomo a la suya y acabó de la mano con mi representante, el a la derecha, mirando ambos a la vida respaldados por sus padres y los míos, tal vez se trata simplemente de esperar? Yo internamente tomo a mi madre cada vez que algo pasa, pero estas cosas me desinflan un poco. Estoy viviendo plenamente aquello de que la pareja es una escuela de crecimiento. Gracias siempre por tu enorme ayuda Brigitte. Un abrazo grande.

Miedo a la soledad

Hola Brigitte, estoy en un momento vital en el que siento que ya no quiero seguir viviendo como lo hacía antes, esperando que apareciera un hombre con el que formar una familia para así poder ser feliz. Siento que esta actitud no es sana y que tampoco sería una buena base para una relación volcar unas expectativas tan grandes en la otra persona, es decir poner mi felicidad en manos de una pareja y unos hijos. Siempre he tenido problemas con el tema de la pareja, nunca he tenido una relación estable y me cuesta mucho encontrar a hombres que me atraigan a pesar de ser una persona que me muevo en muchos ambientes. He trabajado este tema de la pareja en varias ocasiones con las constelaciones (la última vez en un taller sobre la pareja que realicé contigo hace dos años) y sigo sin tener pareja. Por mi historia de niña, he reconocido con otras herramientas terapéuticas, que tengo miedo a la soledad concretamente a que me dejen sola, a que no vaya haber nadie cuando lo necesite. Curiosamente llevo diecisiete años viviendo sola, en relación a esto me ha llamado mucho la atención una frase de tu web que dice que lo que temo, en el fondo lo deseo y por lo tanto lo atraigo. La pasada primavera sufrí una gran crisis (con perdida de peso y crisis de ansiedad) al reconocer ese miedo y dejarlo salir de debajo de una máscara de mujer fuerte e independiente que no necesita a nadie. Ahora mismo en mí se dan dos sentimientos que me parecen contradictorios, por un lado quiero sentirme bien y a gusto conmigo misma sin esa angustia por quedarme sola y por otro lado quiero vivir la experiencia de tener una relación de pareja y encontrar un compañero de camino con el que compartir un proyecto de vida.
Tras consultar con unas de tus colaboradoras y testarlo las dos, próximamente realizaré un taller que impartirás tú aunque el título del taller no está relacionado con lo que te he comentado. Ha sido ella la que me ha animado para que te escriba por si puedo ir trabajando algo antes del taller.
Muchas gracias por tu tiempo y tu atención.

Si tiene cualquier duda sobre la actividad del Instituto o desea información adicional, no dude en ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 914252329 o por correo a la dirección info@insconsfa.com. Gracias.